Encontrar la mejor hipoteca

Índices y simuladores de hipoteca


Acceso: nombre    y     contraseña

   

¿No te has registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

IRPH 2017: Índices hipotecarios. Simuladores de Hipoteca

Encontrar la mejor hipoteca

RECLAMAR IRPH
SOLICITA INFORMACIÓN SIN COMPROMISO

Uno de nuestros abogados te contestará en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales en una reclamación extrajudicial o en una posible demanda. La cantidades a recuperar de media ascienden a más de 15.000€. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.







Encontrar la mejor hipoteca

11 de noviembre de 2017

    Encontrar la mejor hipoteca requiere de esfuerzo pero vale la pena.

Encontrar la mejor hipoteca

    Encontrar la mejor hipoteca es una tarea que requiere esfuerzo y puede ser complicado, a no ser que tengamos la suerte de acertar con la primera que encontremos, pero sin duda vale la pena. Requiere esfuerzo porque la hipoteca contiene muchas variables a las que hay que prestar atención, y es muy recomendable estudiar las diferentes ofertas hipotecarias a las que podamos optar para tomar la mejor decisión. Desafortunadamente, muchos ciudadanos han elegido la primera opción que les ha ofrecido su banco de toda la vida y muchas veces sin saber bien muchas de sus variables y han firmado contratos sin leer no ya la letra pequeña, sino ni siquiera la grande. Evidentemente, las entidades financieras, los bancos, deben ser transparentes e informarnos de las ventajas y desventajas de lo que nos ofrecen y explicarnos de buena fe toda las dudas que nos surjan y ofrecernos diferentes opciones aclarándonos los beneficios y contrapartidas de unas y otras. Si deben hacerlo, pero ello no nos debe eximir de ser prudentes, de procurar estar bien informados, de esforzarnos por conocer todo lo que firmamos y de estudiar variadas ofertas. Todos sabemos que los coches y demás vehículos deben cumplir las normas y respetar a los peatones, pero desde pequeño nos educan a que debemos de ser prudentes a la hora de cruzar la calle y a mirar en ambos sentidos antes de dar el paso de pisar la calzada por muy verde que tengamos el semáforo de los peatones. En el caso de firmar un contrato hipotecario debería ser igual. Los bancos deben ser claros y transparentes, pero nosotros también muy reflexivos y prudentes. Es evidente que las personas que trabajan en un banco tienen conocimientos financieros muy potentes en comparación a los nuestros, pero nosotros también podemos tener nuestras armas, que son principalmente la información y la búsqueda de la mejor oferta. Afortunadamente entre los bancos son muy competitivos y siempre lanzan sus ofertas, intentando que sean lo más atractivas y llamativas posible con el fin de captar nuestra atención. Dado que existe una amplia oferta, debemos estudiar el máximo posible de propuestas y quedarnos con la mejor. No hacer esto, puede acarrear consecuencias devastadoras para nosotros, y de ello puede depender que podamos hacer frente a nuestra hipoteca o no, o puede depender, cuando menos, de que dispongamos de mayor parte de nuestros ingresos para destinarlos a otras necesidades o deseos, así que no es cuestión baladí y hay que ponerse manos a la obra.

   Los tribunales han declarado y están declarando abusivas muchas de las condiciones que los bancos han puesto a sus clientes hipotecados, cláusulas suelo, gastos de formalización de la hipoteca, aplicación del índice IRPH con falta de transparencia... pero no debemos llegar a esta situación. Al principio nosotros tenemos la sartén por el mango, una vez que hayamos firmado el préstamo, si con el transcurso de los meses nos damos cuenta de que hemos cometido un gran error ya dependemos de terceros y no podemos saber hacia que lado se decantará la justicia, así que siempre es mejor prevenir que curar. No se entiende que haya personas que para adquirir una prenda de vestir acudan a decenas de tiendas buscando la mejor calidad al mejor precio y para firmar una hipoteca aceptemos las primeras condiciones que nos exponen. Existen muchos casos en que poco o mucho tiempo después de firmar una hipoteca, los clientes han acudido a su banco a preguntar si la hipoteca que firmaron era una hipoteca a interés variable o fijo, si tenia cláusula suelo o estaba referenciada al Euríbor o al IRPH. Esto ya no debe nunca de pasar. A veces obnubilados por el deseo de tener pronto nuestra vivienda hemos firmado sin rechistar lo que nos ofrecían o seguramente debido a la gran diferencia de conocimiento financiero, de marketing y comercial, que existe normalmente entre el hipotecado y el  personal de la entidad financiera, hemos firmado contratos con cláusulas realmente abusivas.

   En primer lugar, debemos de informarnos de como se encuentra el mundo hipotecario y su oferta en la actualidad y para ello disponemos de mucha información vía online, utilizando internet, pero también podemos acudir a la experiencia de familiares y amigos que hayan pasado ya por la situación de contratar una hipoteca con el fin de adquirir una vivienda. Debemos de informarnos y también aprender todo lo relacionado con la hipoteca.  Pero esta primera toma de contacto con la oferta hipotecaria actual y de aprendizaje de lo que significa una hipoteca y del estudio de las variables que encierra no es suficiente. Debemos de acudir a diferentes bancos, para ver que nos ofrecen, porque en internet podemos encontrar ofertas de hipotecas en general, pero en la misma oficina del banco nos pueden hacer un estudio personalizado y entonces la hipoteca que nos ofrezcan puede ser muy diferente a la que en un principio publicitaban. Este paso requiere de tiempo y de esfuerzo y debemos de disponer de tiempo libre para ello, y si no lo disponemos deberemos establecer contacto por vía telefónica u online, pero pensamos que el estudio de diferentes ofertas y el tener un abanico abierto de posibilidades es lo que nos llevará a la mejor opción.

   Por ello, encontrar la mejor hipoteca, requiere de dos fases, una de aprendizaje y otra de búsqueda.  Ambas son importantes y necesarias si no queremos cometer errores. Es importante esforzarse para encontrar la mejor hipoteca, pero sin duda vale la pena. Y hay que recordarlo, siempre, al principio nosotros somos los que decidimos, después, ya dependemos de terceros.



Lecturas: 23