¿Caerá finalmente el IRPH?

Índices y simuladores de hipoteca


Acceso: nombre    y     contraseña

  Mostrar contraseña
   

¿No estás registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

IRPH 2019: Índices hipotecarios. Simuladores de Hipoteca

¿Caerá finalmente el IRPH?

Reclamar Hipoteca Multidivisa, cláusula suelo, gastos de hipoteca e IRPH
Consulta a un abogado sin compromiso para calcular la devolución al reclamar por tu hipoteca. Consulta gratuita.

Un abogado se pondrá en contacto en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales con nuestro caso. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.




¿Caerá finalmente el IRPH?

26 de noviembre de 2017

   El IRPH seguramente se extinguirá pero eso no es ningún consuelo para las familias con una hipoteca referenciada al IRPH

¿Caerá finalmente el IRPH?

    El IRPH se ha convertido en un índice hipotecario tremendamente polémico. Empezó a cuestionarse a partir del momento en que el Banco Central Europeo (BCE) empezó a bajar los tipos de interés para incentivar la economía y el consumo en los años más fuertes de la crisis. Al empezar una política de bajada de tipos de interés progresiva, el Euribor que sigue una trayectoria paralela a los tipos, también experimentó una serie de caídas concomitantes con las bajadas del precio del dinero y si los tipos de interés se situaron en el 0%, el Euribor se hundió en el terreno negativo, suponiendo esta circunstancia un gran alivio económico para las familias "afortunadas" con una hipoteca referenciada al Euribor y sin cláusula suelo, que no les impidiese beneficiarse de las caídas del índice hipotecario utilizado en la mayoría de las hipotecas. Pero mientras esto ocurría, los ciudadanos hipotecados al IRPH contemplaban, como las cuotas de sus hipotecas no bajaban tan espectacularmente como las del Euribor en las respectivas revisiones de sus hipotecas a interés variable, sino que sus rebajas se producían muy amortiguadas y muchas veces experimentaban estancamiento, mientras que las ligadas al Euribor, revisión tras revisión si que quedaban rebajadas.

   El problema es que entre ambos índices (IRPH y Euribor) siempre ha existido una diferencia en sus valores, y que ha aumentado precisamente durante los años de la crisis y que muchas veces esta diferencia ha superado los dos puntos.

   Las entidades financieras cuando contemplaban que el Euribor caía irremediablemente y se hundía cada vez más, subieron los diferenciales en sus ofertas hipotecarias y por el método de cálculo del IRPH, este aumento de los diferenciales se trasladaba al valor del IRPH. Así si en los años de bonanza económica y del boom inmobiliario, previos al 2007, existían ofertas hipotecarias con un Euribor en las nubes pero con diferenciales competitivamente bajos, durante los años del pinchazo de la burbuja inmobiliaria y de la crisis económica, existía un Euribor bajo pero con diferenciales altos en la oferta hipotecaria, y tanto el Euribor alto o bajo, como los diferenciales bajos o altos, se trasladan a la fórmula del cálculo del IRPH.

   Ante este panorama  de índices hipotecarios, el IRPH ha sido y es objeto de gran controversia y es lo que seguramente le ha hecho desaparecer comercialmente en los nuevos contratos hipotecarios contraídos, ya que no solo ha sido muy cuestionado, sino que se ha encontrado sumido en procesos judiciales en todas las instancias.

   Ante la pregunta de si va a desparecer de forma definitiva o no el IRPH, nadie de momento sabría contestar realmente a esa pregunta, lo que se sabe con casi toda probabilidad es que va a terminar extinguido por su falta de comercialización, pero evidentemente esto no sirve de consuelo a aquellas personas que actualmente cuentan con una hipoteca ligada al IRPH, pues están pagando desde el inicio de su hipoteca mucho más dinero que otra hipoteca que a igualdad en el resto de condiciones se encuentre referenciada al Euribor.

   La principal traba que existe para que finalmente desaparezca el IRPH, es que se trata de un índice legal y por tanto oficial y es publicado mensualmente por el Banco de España y por el Boletín Oficial del Estado, y ante esto, es realmente difícil que los jueces se decanten por anularlo, y parece ser que finalmente la cuestión o la solución final para su desaparición completa se encuentre en lo que se entienda por transparencia o por la cantidad de transparencia que exista por parte de la entidad antes de que sus clientes firmen un contrato hipotecario:

1-  ¿Es suficiente transparencia que se indique por parte de la entidad que la hipoteca que se oferta está referenciada al IRPH y que así figurará en el contrato hipotecario que se firme?

2.- ¿Se debe informar a los potenciales firmantes de una hipoteca, de forma exhaustiva, con detalles y ejemplos comparados de lo que ocurriría con una hipoteca que se referencia al Euribor y otra que se referencie al IRPH en diferentes escenarios económicos, para que exista suficiente transparencia?

   En todos los escenarios económicos en los que nos hemos encontrado, siempre el IRPH se ha situado por encima del Euribor y es evidentemente fácil de determinar, que nadie, absolutamente nadie ante la segunda situación, hubiera firmado una hipoteca con IRPH.

   La justicia parece ser que siempre actúa con mucha prudencia, porque sus decisiones siempre pueden afectar sentando jurisprudencia a una gran multitud de personas y de instituciones, a unas favorablemente y a otras en sentido negativo, por lo tanto es lógico que sus actuaciones siempre intenten ir por el camino del rigor y de la cautela. También en muchos casos hemos visto que las determinaciones en los tribunales pueden ser diferentes ante casos que pueden parecernos similares y que no siempre existe unanimidad dentro de un mismo tribunal en sus consideraciones, por lo que no se puede perder la esperanza solo ante la sentencia del primer procedimiento admitido a trámite de nulidad del IRPH.

  En la justicia pueden llegar siempre otros procedimientos en que se falle de forma contraria. No sería la primera vez y ni seguramente la última.

Lecturas: 289