El peligro de las tarjetas revolving

Índices y simuladores de hipoteca


Acceso: nombre    y     contraseña

  Mostrar contraseña
   

¿No estás registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

IRPH 2021: Reclamar IRPH. Índices hipotecarios. Simuladores de Hipoteca

El peligro de las tarjetas revolving




El peligro de las tarjetas revolving

Las tarjetas revolving reúnen unas características muy especiales, sobre todo unos altos tipos de interés que pueden llevar fácilmente al consumidor a una espiral de endeudamiento muy difícil de librarse.

Las tarjetas revolving: un peligro para el consumidor en el siglo XXI

Las tarjetas revolving se caracterizan porque el dinero disponible en la vía de crédito puede ser utilizado después de ser inmediatamente amortizado. Ello puede parecer una gran ventaja, pero si a esto le unimos dos ingredientes más, puede llegar a convertirse en un peligro para el consumidor que le conduzca a una espiral de endeudamiento muy difícil de librarse y con una deuda que parece que se eterniza.

Estos dos ingredientes son unos altos intereses y el pago de una cuota mensual muy reducida en el que solamente se amortiza una pequeña parte de la deuda. El consumidor va disponiendo de forma progresiva de toda su línea de crédito, para al final deberlo todo y amortizar un reducido porcentaje de deuda, y yendo a parar casi todo el pago de la mensualidad a cubrir el cobro de intereses por parte de la entidad emisora de la tarjeta.

La consecuencia es clara, la deuda se reduce tan poco, que pasan meses y meses, incluso años y años y todavía se debe mucho dinero a pesar del  tiempo transcurrido y la gran cantidad de cuotas pagadas.

Si además, el cliente sigue disponiendo de lo poco que se reduce su deuda mes a mes, la deuda evidentemente se convierte en interminable, teniendo como resultado pagar una gran cantidad de intereses por una línea de crédito que incluso puede ser pequeña: de 1000, 3000 o 5000 euros por poner algunos ejemplos.

Podemos decir, que las tarjetas revolving pueden llegar a ser un autentico peligro para el consumidor en este siglo XXI, si no se utilizan con cuidado y con mucha responsabilidad. Hemos dicho, peligro en el siglo XXI, pero no es de extrañar que existan incluso consumidores que arrastren deudas de tarjeta revolving desde finales del siglo XX.

Adquirir una tarjeta revolving es muy fácil, y además resulta muy tentador disponer de alguna de ellas, incluso de varias, ya que en torno a ellas han existido agresivas campañas de publicidad por parte de entidades financieras. Se comercializan bajo la idea de que podrás darte aquellos caprichos que tanto se anhelan y además podrás pagar a tu ritmo y con una muy baja cuota mensual. Pero así, ya está el peligro montado: dinero en efectivo para comprar lo que deseas, altos intereses y baja cuota. El posible resultado es claro. La línea de crédito se agota, se debe todo el dinero y mensualmente solo se amortiza una pequeña parte de la deuda que entonces se eterniza.

Muchos clientes de tarjeta revolving ya han pagado más en intereses que la propia línea de crédito original, y los altos intereses pueden llegar a ser considerados como usurarios por un juez. De hecho, existen ya muchas sentencias en la que los intereses de una tarjeta revolving se han considerado usurarios, esto es, excesivos, por encima del interés normal del dinero y el cliente ha conseguido librarse de la deuda, poner fin al contrato de la tarjeta revolving y lograr que le sea devuelto por la entidad emisora de la tarjeta la cantidad pagada en exceso, es decir, por encima de la línea de crédito originalmente concedida.

La última sentencia del Tribunal Supremo sobre tarjetas revolving fue la del 4 de marzo de 2020, donde declaró nulo el interés de una tarjeta revolving, por ser superior al interés normal del dinero, que es el tipo medio aplicado a las operaciones de crédito a través de tarjetas de crédito y revolving.

Si crees que tienes una tarjeta revolving con una deuda que se te hace interminable, puedes ponerte en contacto con Amilca Abogados al teléfono, 648 63 45 83,  que destaca por su honestidad, profesionalidad y amabilidad y donde se te aclararán todas tus posibles dudas y te informarán sobre si tu tarjeta es reclamable.

En el siguiente enlace puedes conocer mucho más sobre tarjetas revolving y cómo reclamarlas.

 


Lecturas: 178