Evolución del IRPH y el Euríbor durante los años de la crisis

Índices y simuladores de hipoteca


Acceso: nombre    y     contraseña

  Mostrar contraseña
   

¿No te has registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

IRPH 2017: Índices hipotecarios. Simuladores de Hipoteca

Evolución del IRPH y el Euríbor durante los años de la crisis

¿Afectado por IRPH?
Consulta a un abogado sin compromiso sobre la sentencia del Tribunal Supremo y cómo afecta a tu caso. Consulta gratuita.

Un abogado se pondrá en contacto en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales con nuestro caso. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.


Evolución del IRPH y el Euríbor durante los años de la crisis

    Durante la crisis económica el IRPH y el Euríbor han experimentado cambios muy importantes y han seguido una evolución diferente.

    El IRPH y el Euríbor alcanzaron sus valores más altos en el año 2008, el Euríbor superaba el 5% y el IRPH el 6%. En este año la crisis empezaba a hacer acto de aparición, pero en unas dimensiones todavía insignificantes en comparación con lo que vendría después. Resultaba prácticamente imposible de predecir los efectos tan devastadores que se iban a producir, generados por dos factores fundamentales que conformaron un cóctel explosivo en gran parte del planeta. El primer factor fue la crisis inmobiliaria estadounidense, gestada a través de la multitud de hipotecas basura que se concedieron en la etapa expansiva inmobiliaria y que consiguieron posteriormente enfermar al sistema financiero internacional. El segundo factor fue, a nivel de España, la explosión de la burbuja inmobiliaria, en la que se cruzaron demasiados límites que nunca debieron haberse sobrepasado.

     Las consecuencias de esta conjunción de factores ya las conocemos todos: paralización del sector de la construcción que fue el motor generador de empleo y crecimiento en España durante los años del boom inmobiliario, destrucción masiva de empleo, bajo consumo, decrecimiento económico, más perdidas de puestos de trabajo, menos consumo, mayor decrecimiento económico y así se generaron círculos viciosos durante años. Todavía nos encontramos inmersos en una crisis económica profunda y después de casi 6 años, no hay visos claros de que vaya a ser superada. España no ha sido el único país en padecer la crisis, la Euro zona, también la ha sufrido de forma importante y por ello el Banco Central Europeo (BCE), ha dejado los tipos de interés, en varias decisiones de reducción, en su mínimo histórico, el 0,5%.

    La bajada de los tipos de interés tiene una consecuencia directa sobre el Euríbor. Si el precio del dinero baja, también lo hace el Euríbor y por ello ahora también se encuentra este índice hipotario en valores muy bajos, similares a los del nivel de los tipos de interés, 0,5%, porque como acabamos de decir en otras palabras, los tipos de interés y el Euríbor siguen trayectorias paralelas.

El IRPH sin embargo, no ha seguido la misma trayectoria que el Euríbor, y auque los valores del IRPH si que se ven afectados por la caída de los tipos de interés, hay otro factor que contrarresta su posible caída ante la bajada del precio del dinero. Este factor esta formado por los diferenciales que se añaden a las nuevas hipotecas, y de esta manera aunque el IRPH ha bajado también como consecuencia de la caída de los tipos de interés, no caído tanto como el Euríbor, porque las entidades financieras se han encargado de subir de forma muy importante los diferenciales que se añaden a los índices de referencia de las nuevas hipotecas para compensar la caída del Euríbor. Si hace unos años era fácil encontrar hipotecas con diferenciales sobre el Euríbor del 0,35%, ahora es imposible, ya que los diferenciales en la actualidad se encuentran por encima del 2 y de hasta el 3% en las nuevas hipotecas que se conceden.

    Veamos ahora de forma más concreta, la evolución de ambos índices durante los años de la crisis económica. En 2008 el Euríbor superaba el 5% y el IRPH el 6%. En el 2009 el Euríbor bajo del 2% de forma clara y el IRPH llegó a situarse por debajo del 3%. Durante 2010, los valores del Euríbor y del IRPH fueron similares a los de 2009. Durante 2011, se pensaba que la crisis iba a ser ya superada y en un principio se empezaron a subir los tipos de interés y el Euríbor empezó a superar el 2% y el IRPH el 3%. Pero fue un claro espejismo, el BCE volvió a dejar los tipos de interés tan bajos como estaban en el 2010, y fue a partir de aquí, cuando la diferencia entre el Euríbor y el IRPH empezó a acrecentarse. El Euríbor volvió a bajar, ya que los tipos de interés volvían a estar en su mínimo histórico y con visos de que pudieran bajar más y así en 2012, el índice bajo del 1% hasta colocarse en valores muy similares al nivel de tipos de interés, el 0,5%. Con esos valores tan bajos ha continuado el Euríbor durante 2013. Sin embargo, el IRPH a finales de 2011 no volvió a caer, como si lo hizo el Euríbor, y en el 2012 y en el 2013 subió hasta colocarse por encima del 3%.

    A finales de 2011, las entidades financieras empezaron a elevar de forma muy significativa los diferenciales sobre el Euríbor en la concesión de las nuevas hipotecas, con el objetivo de contrarrestar la caída del Euríbor. Las consecuencias sobre el IRPH son directas pues estas subidas tan importantes en los diferenciales produjeron la subida de las diferentes modalidades del IRPH. De esta manera, aunque el Euríbor y el IRPH han bajado sus valores como consecuencia de la caída del precio del dinero, el IRPH lo ha hecho en mucha menor medida como consecuencia de la elevación de los diferenciales añadidos a las nuevas hipotecas concedidas. 

    ¿Quienes son en la actualidad los ciudadanos que tienen las mejores hipotecas?

    No son los que tienen una hipoteca referenciada al IRPH, por todo lo explicado anteriormente, ni tampoco aquellos que adquieren nuevas hipotecas, pues aunque el Euríbor se encuentre actualmente en niveles muy bajos, se compensa por las entidades financieras con altos diferenciales sobre el índice. De esta manera podemos ver hipotecas que se conceden a Euríbor + 2,5%, Euríbor +2,93%, etc. Por lo tanto los nuevos hipotecados no son tampoco, los que consiguen las mejores hipotecas. Aquellos que tienen una hipoteca que se encuentra referenciada al Euríbor y se concedieron cuando se añadían al mismo, diferenciales muy bajos, como del 0,35%, es decir, muchas de las hipotecas que se concedieron durante los años previos de la crisis y algunos meses después, son aquellos que disfrutan actualmente de las mejores hipotecas. Pero ¡cuidado! de todos ellas, también hay que descartar aquellas que tienen firmada una cláusula de suelo. Pues dicha cláusula impone un nivel de interés, por debajo del cual para el cálculo de las cuotas mensuales de la hipoteca no se utilizan los valores del Euríbor, sino que se utiliza el nivel marcado por la cláusula suelo.

    A partir del 1 de noviembre van a desaparecer los índices IRPH Cajas, IRPH Bancos y CECA, y también disfrutarán de buenas hipotecas aquellos ciudadanos que tengan escrito en sus contratos que el sustituto del índice de referencia que va a desaparecer es el Euríbor +1% ya que verán reducidas sus cuotas mensuales de forma muy significativa.

Lecturas: 1770