¿Qué es mejor hipoteca a interés fijo o hipoteca a interés variable?

Índices y simuladores de hipoteca


Acceso: nombre    y     contraseña

  Mostrar contraseña
   

¿No te has registrado? ¡Registrate aquí!

¿Olvidaste la contraseña?

IRPH 2017: Índices hipotecarios. Simuladores de Hipoteca

¿Qué es mejor hipoteca a interés fijo o hipoteca a interés variable?

¿Afectado por IRPH?
Consulta a un abogado sin compromiso sobre la sentencia del Tribunal Supremo y cómo afecta a tu caso. Consulta gratuita.

Un abogado se pondrá en contacto en menos de 24 horas







Un buen asesoramiento es básico para no encontrarnos con problemas legales con nuestro caso. No dudéis en preguntar todo lo que sea necesario.




¿Qué es mejor hipoteca a interés fijo o hipoteca a interés variable?

21 de febrero de 2017

    Las hipotecas a interés fijo están experimentando un repunte importante. Los bancos las están ofreciendo con condiciones más atractivas. La elección entre hipotecas a interés fijo o variable resulta compleja y depende de muchas variables. Ambos tipos de hipotecas presentan ventajas y desventajas.

Hipoteca a interés fijo o hipoteca a interés variable

   Las hipotecas a interés fijo han experimentado un importante auge en los últimos meses. La unión de la atractiva idea de que a lo largo de la vida del préstamo siempre se pagará la misma cuota con independencia de que el Euribor o el índice hipotecario se dispare, y la ofensiva de la banca ofreciendo atractivas hipotecas a interés fijo seguramente tendrán mucho que ver en este importante repunte experimentado en la contratación de este tipo de préstamos hipotecarios fijos frente a los variables. Aún así, las hipotecas a interés variable siguen llevando la delantera y por muchos puntos. Y es que el hecho de empezar a pagar menos dinero al principio en una hipoteca a interés variable que con la de interés fijo, cuesta mucho de rechazar. Especialmente, porque no se sabe lo que pasará con el Euribor a lo largo de los años, y también está la duda razonable de que nunca pueda compensar una hipoteca a interés fijo a otra variable si el Euribor o el índice hipotecario de referencia se mantiene durante muchos años en niveles bajos.

   Pero como comentamos las hipotecas a interés fijo están aumentando considerablemente. Así informa la Asociación Hipotecaria Española (AHE) en su informe estadístico trimestral correspondiente a febrero de 2017. En él se señala que las hipotecas a interés fijo que se han concedido durante el 2016, han crecido de forma importante. De esta manera en noviembre de 2016, este tipo de hipotecas alcanzaron la tasa de 30,2%, cuando durante 2015 la tasa fue del 5,7% y en el mes de noviembre de 2015 fue del 7,23%. La tasa de las hipotecas a interés variable sigue siendo mucho mayor, en concreto 42,8% de cuota.

  En la hipoteca a interés fijo siempre se pagará la misma cuota de principio a fin de la vida del préstamo y por tanto nunca subirá, pero tampoco existirá el beneficio de que baje. Además durante el primero y posiblemente más años se pagará más cuota mensual en una hipoteca a interés fijo que por otra variable. No se sabe cuantos años estará el cliente pagando más por una hipoteca a interés fijo que por otra a interés variable, puede ser que un año, puede que dos, puede que cinco y puede que 10 o más años y puede que siempre estés pagando más por una fija que por otra variable, aunque esto último también es mucho suponer, pero como suceder, puede que suceda. Todo depende de como evolucione el Euribor. Si en pocos años, sube mucho, entonces la opción de haber elegido hipoteca a interés fijo, habrá valido la pena, pero también puede ocurrir que luego vuelva a bajar y entonces no haya compensado, o puede que prácticamente al final hayamos pagamos lo mismo por una hipoteca a interés fijo que por otra a interés variable.

  Lo que resulta ciertamente desaconsejable actualmente son las hipotecas mixtas, que empiezan con interés fijo para después del primer o primeros años convertirse en una hipoteca a interés variable. Este tipo de hipotecas, lo que se busca es que el cliente pague al principio de la vida del préstamo más dinero, puesto que el Euribor se encuentra muy bajo y no beneficiarse de este bajo interés, y después de uno años, previsiblemente cuando empiece a subir el Euribor, convertirse en una hipoteca a interés variable, aprovechando así la subida del índice de referencia.

   A modo de esquema podríamos decir:

Ventaja de la hipoteca a interés fijo

- Siempre se paga la misma cuota durante toda la vida de la hipoteca. No hay sobresaltos, si el Euribor o el índice de referencia que sea, sube, nuestra hipoteca no subirá. Si el Euribor o el índice al que este ligada nuestra hipoteca sube fuertemente no nos afectará en lo más mínimo.

Desventajas de la hipoteca a interés fijo

- No nos aprovecharemos de las bajadas del Euribor o si se mantiene bajo durante muchos años, del escaso interés que se nos cobraría si la hipoteca hubiera a sido a interés variable. Durante este tiempo siempre estaremos pagando más por nuestra hipoteca a interés fijo.

- Siempre empezaremos pagando más que por una hipoteca a interés variable. Y no sabemos hasta cuando estaremos pagando más por una hipoteca a interés fijo. Puede que al final no nos compense, sino que nos haya perjudicado.

Ventajas de la hipoteca a interés variable

- Empezaremos pagando menos que por una hipoteca a interés fijo. Durante todo el tiempo en el que Euribor o el índice hipotecario ligado a nuestra hipoteca este en niveles bajos, estaremos pagando menos dinero.

- Si el Euribor o el índice de referencia ligado a nuestra hipoteca baja más, nuestra hipoteca se abaratará todavía más.

Desventajas de la hipoteca a interés variable

- Si el Euribor o el índice referenciado a nuestra hipoteca sube, nuestra cuota mensual subirá. Si sube mucho, podemos llevarnos algún que otro sobresalto.

- Durante toda la vida del préstamo hipotecario a interés variable estaremos con la incertidumbre de cuanto pagaremos en el futuro y si se nos subirá la cuota mensual poco o mucho.

   El problema es que nadie sabe como evolucionará el Euribor a lo largo de los años. Por ejemplo, nadie pensó en los años del boom inmobiliario y de bonanza económica que el Euribor llegaría a estar tan bajo y situarse en posiciones negativas y sin embargo así se encuentra. Ahora se encuentra muy bajo, lleva muchos años en niveles mínimos y durante el último año se encuentra en valores negativos. Pero si la recuperación económica aparece por fin y de forma bastante evidente, los tipos de interés subirán y con ellos el Euribor. El nivel más alto lo alcanzó en julio de 2008, situándose en el 5,393%.

   En definitiva, nadie puede aventurarse sobre que hipoteca es mejor, si tipo fijo o variable, depende de la evolución de los tipos de interés y de la economía, pero también depende de la persona, de su capacidad de afrontar riesgos y de su estabilidad financiera. Lo que si es muy importante antes de tomar la compleja decisión de hipotecarnos, es de informarnos bien de todas las condiciones de la hipoteca, de asesorarnos adecuadamente, de acudir a diversas entidades bancarias antes de dar el si a cualquier oferta que nos ofrezcan, a comparar el TAE, el diferencial añadido al índice de referencia, si es hipoteca a interés  fijo o variable, qué productos combinados nos obligan a contratar (seguros, tarjetas, nomina, recibos domiciliados...), y si podremos asumir todo ese tipo de gastos añadidos a la hipoteca, cual es plazo del préstamo hipotecario que más nos conviene, si la cuota mensual que se nos queda nos resulta asequible y si podremos pagar más en el caso de que nos decidamos por una hipoteca a interés variable y el Euribor suba.

Lecturas: 338